Consejos

Consejos a la hora de ir a convivir con tu pareja

Siempre resulta difícil salir del “nido” donde hemos estado viviendo con nuestra familia y mucho más si hay un proyecto de independencia. Generalmente cuando dejas el hogar familiar, es para dar paso a una nueva etapa de la vida y vivir con tu pareja. Sabemos que esa idea puede producir cierto temor por tratarse de una nueva experiencia. Surgen las dudas si funcionará o no, si habrá compatibilidad o qué pasará si por algún motivo la relación llegara a cambiar o terminar.
Algo muy cierto en todo esto es que la relación con tu pareja cambiará de alguna u otra forma. No temas, lo cambios no necesariamente deben ser negativos, pueden darse variantes positivas con relación al manejo que tenías en tu hogar familiar.
Un aspecto importante para evitar discusiones puede ser empezar a dividir las tareas, lo gastos, etc. Para que no tropieces con demasiados problemas cuando quieras empezar una nueva vida con tu pareja, te dejamos cinco consejos básicos a tomar en cuenta.

1- Trata de dar su espacio al otro

Ser pareja no significa que deban estar pegados uno al lado del otro todo el tiempo, cada cosa tiene su momento y las personas siempre necesitan un espacio para estar solas y pensar, analizar, relajarse, etc. Respetar la libertad de tu pareja es una de las cosas fundamentales para que la relación se vea de alguna forma, equilibrada.
Ten en cuenta siempre que el espacio del otro es su derecho como persona, y no respetar eso podría generar conflictos en la pareja. Al dar su espacio al otro ser, es también cooperar con su salud emocional, ya que permitir que cada uno disponga de su espacio es una muestra de amor, confianza y complicidad.

2- Ayudar ambos a la limpieza del hogar

Este es un punto no muy difícil de comprender, sin embargo puede resultar algo complicado a la hora de aplicar. Es importante que haya negociación en la pareja al momento de lavar los platos, las ropas, limpiar el piso, cocinar, entre otras tareas, para evitar conflictos.
El psicólogo Rüdiger Wacker asegura que el reparto es ideal cuando los dos se sienten satisfechos con él, también agregó que en caso de no haber interés por realizar las tareas del hogar uno puede encargarse de los gastos, de ir al supermercado, etc. Por otro lado, un estudio realizado por Sharon Sassler, aseguró que las mujeres sienten mayor satisfacción en su matrimonio cuando ven al hombre realizar tareas domésticas.

3- Crear reglas de convivencia en la pareja

Hasta si se quiere, es el punto más importante. Para que una relación sea duradera deben empezar a establecer reglas de convivencia una vez que se hayan independizado. Debes entender que tu pareja no va a cambiar, sus defectos no desaparecerán en un día, ni en un mes y probablemente ni en años.
Cuando te toque la oportunidad de convivir con ella, tienes que entender claramente que será un encuentro de dos personas con reglas familiares distintas, así que no intentes moldearla a tu antojo y conveniencia porque eso no sucederá. Pero existe un método para solucionar eso, lo que en principio puedes hacer es buscar algunos puntos que tengan en común y a partir de ahí empezar a trazar sus propias reglas de convivencia. Lleva su tiempo, pero podrán conseguir resultados positivos.

4- Tener empatía con la pareja

La empatía es algo que fundamentalmente debes tener con tu pareja. Normalmente cuando viven separados cada uno trata de mostrar su mejor rostro: ropas, maquillajes, peinados, etc. Pero cuando toca la oportunidad de convivir con la otra persona, te encuentras con una realidad totalmente distinta. En el momento que afrontas el desafío de vivir de a dos, debes estar preparado para encontrar a tu pareja en muchas ocasiones con rostro de cansancio, desarreglada/o, etc. Ante esta situación no hace falta juzgar, simplemente ponte en los zapatos de la otra persona y trata de ofrecerle alguna ayuda o algo que sea de su agrado.

5- Hacer planes

Esto no sólo implica vivir el día a día. En una pareja es muy importante hacer planes de vida, ya sea a corto, mediano, o a largo plazo, de esa manera irán construyendo objetivos por los cuales trabajar. Mientras más planes tengan, más interesante se pondrá la relación y las satisfacciones de haber alcanzado esos objetivos los mantendrá aún más unidos.

Convivir con la pareja no es tarea fácil, pero tampoco debes asustarte a la hora de enfrentar ese momento. Existen métodos que siempre ayudan al buen relacionamiento, y también puedes empezar por poner en práctica los consejos que hemos mencionado. No permitas que tu relación caiga en la monotonía, porque eso la puede quebrar. Trata de hacerla dinámica y siempre busca la manera de “negociar” con tu ser amado, de manera a que puedan convivir en paz y armonía.

Compartir 0

LO MÁS VISTO