Consejos Parejas Reflexiones

Perdonar no implica que debemos olvidar.

En ocasiones me pregunto si en verdad soy tan mala persona como tu tratas de hacerme ver, sé que es una tontería, pero no me gusta dejar las cosas en el aire, y es que muchas veces pareces tan ofendido de mis comentarios que parece que la que la regó fui yo, cuando decidí perdonarte por aquel insulto tan grande que me hiciste me costo mucho trabajo, yo en realidad nunca creí que sería capaz de perdonar un insulto de tal medida, pero al final me parecías sincero y quise dejarlo pasar solo por esta vez.

Pero creo que nuestros conceptos de perdón no parecen ser los mismos, así que quiero aclararte en que consiste el perdón que te otorgue y si te parece injusto o poca cosa recuerda que la puerta esta abierta y puedes irte pero no habrá una segunda oportunidad, el perdón para mi significa manejar los hechos de tal manera que pueda aceptarlos como una realidad que me permita seguir viviendo en el mismo techo que tu, significa no ir a hacerte lo mismo “para quedar a mano”, significa tolerar ese dolor que aun me causa lo que me hiciste cuando el recuerdo me alcanza, significa darte una oportunidad de recuperar tu valor.

Los borrones y cuenta nueva no existen para mí, y creo que siendo sinceros no existen realmente para nadie, esa es una expresión que fue inventada por aquellos que se sienten culpables y que ni ellos mismos son capaces de vivir con sus propios errores, perdonar es algo que se hace con la mente, no tanto con el corazón, porque el corazón cuando se siente dolido no busca una reconciliación, busca distancia, busca olvido, busca venganza, y en el perdón que te he otorgado no existe nada de eso, existe la pequeña esperanza que se aferra como una pequeña flama al candil en una noche de ventisca.

Quizás el perdón que tu buscas es algo parecido a olvidar lo que me hiciste como si nunca hubiera pasado, que nunca lo mencione, que te trate igual que antes de haberme decepcionado, y en caso de ser eso lo que esperas de mi puedo decirte que no soy capaz de tal hipocrecia, el daño que me hiciste me sigue afectando y aunque tengo las ganas de mirar hacia adelante no fue poco lo que me lastimaste, la confianza y el respeto que te tenía se esfumaron en el momento de tu traición, así que si quieres recuperarlos te costará mucho trabajo y si no quieres pasar penalidades entonces puedes irte de nuevo, pero esta vez será de manera definitiva.

Compartelo!

Compartir 0

LO MÁS VISTO