Consejos

Tengo pareja, pero me siento atraída por otro hombre

Cuando todo comienza y la emoción de esa etapa inicial va en aumento, no hay espacio para nada más. Todo nuestro interés está enfocado en conocerlo mejor, en compartir el mayor tiempo posible, nos parece un sueño. Pasando ya la relación a otras etapas, aunque todo esté bien, puede que mirar hacia el costado nos ocurra en algún momento. La combinación entre tiempo y calma suele ponernos frente a situaciones que en otras condiciones no ocurrirían. No significa esto que haya algo más allá de ese pensamiento pasajero ni que la relación precisamente esté pasando por un mal momento. Hay un abismo entre lo que es natural para cualquier ser humano y saltar la barrera de todas las limitaciones que nosotras mismas nos hagamos impuesto.

Cuando en la pareja algo está fallando

Si la pareja no está atravesando por un buen momento es muy probable que fijarse en otra persona sea más normal y más frecuente y hasta compresible si se quiere.

Es probable que la rutina, la falta de comunicación y de un diálogo fluido en la pareja vaya agrietando la relación. Según sea el motivo, estas grietas pueden ser menos o más profundas, cuando se quiebra la conexión emocional en la pareja, se trata de buscar esa misma sensación de seguridad y de confianza en otro lugar si en el seno de la pareja ya no existe.

No todas las circunstancias son iguales, no existen reglas matemáticas ni lógicas para medir el quiebre definitivo de una relación o si se trata tan solo de una crisis que pronto pasará. Sin embargo, sí hay síntomas claros que pueden darnos algunos signos de cómo estamos en esta relación.

La rutina, el diálogo, el cumplir con los acuerdos tácitos y explícitos, la manera de tratarse, el respeto, el brindarse cariño mutuamente, son elementos que si se pierden en mayor o en menor medida indican que algo está pasando. Es importante aprender a identificar los problemas e intentar encontrar la solución. Si se identifican en un momento oportuno la relación puede llegar a salvarse, sobre todo si la crisis no ha sido tan profunda y requiera simplemente de sentar a conversar y aclarar las cosas frente a frente. Donde el diálogo sea la mejor herramienta.

De lo contrario, si la grita va resquebrajándose cada vez más, entonces es mejor hacer un alto y tomar otro camino por separado.

 

Sin duda alguna, en ambos contextos puede darse que aparezca alguien que llame tu atención, que te atraiga y que te parece ese alguien capaz de cubrir esos huecos, esas ausencias, esas falencias que no encuentras más en tu relación. Depende de ti y de cada circunstancia tomar la decisión de avanzar o retroceder. Es necesario poner en una balanza el peso de lo que has encontrado y sientes que te llena, por un lado, y por el otro, aquella relación en crisis, si queda o no queda algo que pueda ser salvado, coloca también lo vivido, lo que te hizo feliz. Es importante que analices todos los aspectos que están en juego para no arrepentirte de la decisión que tomes.

Si la relación marcha bien


Efectivamente estás enamorada de él, lo sabes y todo entre ustedes funciona y la relación crece y se enriquece de manera positiva. Ves a alguien que te parece lindo, lo miras, te gusta y eso es normal. Muchas veces sucede con actores o cantantes famosos que nos fascinan, pero eso no significa que estemos menos enamoradas de nuestro compañero. Se trata de una ilusión que no pasa más de una simple admiración sutil.
Puede ocurrir que la persona que llama nuestra atención está más cercana y sea de nuestro entorno. Tal vez esto nos asuste un poco. Es por eso que depende de cada quien cruzar o no esas tácitas barreras. Cada pareja sabe sus circunstancias, cada persona sabe dónde está el límite y si vale o no la pena atravesarlo ¿Cuál es tu caso?


Dicen que ciertas fantasías pueden alimentar una relación de pareja. El problema surge cuando en nuestros pensamientos tenemos a otra persona que no es nuestra pareja la mayor parte de del tiempo. Debes preguntarte si lo que te pasa realmente es que sientes alguna inquietud por esa persona o si realmente te gusta y estás inconscientemente poniendo los sentimientos en ese plano. Piensa si lo que inviertes en tus pensamientos, es una energía o una curiosidad insatisfecha o se trata de alimentar tu ego nada más.

Pon tus cartas sobre la mesa y analiza cada situación antes de dar cualquier paso que ponga en riesgo tu relación.

Si estás atravesando por una situación de incertidumbre, no olvides echar un vistazo en tu interior, revisar tus sentimientos y colocar en una balanza todos los tantos. Tú sabrás cuál será la decisión correcta. Recuerda, sobre todo, que nadie conoce tus circunstancias mejor que tú, y que nadie tiene la vara tan alta como para convertirse en tu juez y verdugo.

Radiofrasesdeamor.com agradece tu visita a nuestra web de esta manera nos estas ayudando a permanecer online tambien te invitamos seguirnos en nuestras redes sociales ¡Feliz Día!.

¿Si gustó la publicación? ¡Compártela con tus Amigos!

Fuente: vix.com

Compartir 0

LO MÁS VISTO