Historias

Después de morir su hijo, él escribió 10 reglas. Todo padre debería seguirlas al pie de la letra

Trágico, pero nos demuestra que podemos superar hasta lo que parece imposible! Nunca te rindas!

Se dice que el amor verdadero se encuentra cuando vez por primera vez a los hijos pero aun sin verlos, con el simple hecho de saber que una pequeña parte de ti y de la persona que amas viene en camino, sabes que los amarás más que a nadie por toda la vida. Por ello, lo más doloroso para un padre es sufrir la pérdida de un hijo, este suceso hace que los padres también mueran por dentro. Eso es lo que le ocurrió a Richard Pringle, un padre amoroso que desgraciadamente perdió a su hijo Hughie cuando este tenía solamente 3 años de edad, a causa de una hemorragia cerebral debido a una condición con la que había nacido.

Cuando perdió a su hijo, el padre sintió como su corazón se hizo pedazos y cree que ese dolor jamás ha de sanar. A más de un año de su lamentable pérdida, confiesa haber aprendido muchas cosas desde que falleció su pequeño y quiso compartirlas en su cuenta de Facebook con otros padres, haciendo un llamado a estos para que disfruten su tiempo con sus hijos ya que eso es lo más valioso que tienen pues nada es para siempre y llega un momento en que todo se acaba y solo los recuerdos quedan. Internet no ha podido ignorar esta conmovedora lista, esperamos que sea útil para muchos padres:

  1. Valora cada instante con tus hijos. No imposta en donde te encuentres o que estés haciendo, si es de día o de noche, si estás en el trabajo, el auto o en la casa, no importa el lugar, valora cada momento con tus hijos y disfrútalos al máximo.
  2. No te olvides de despedirte cada noche o cada día de tus hijos con un beso pues nunca sabes cuándo será la última vez que los llevarás a la cama o cuando será el último beso.
  3. Los recuerdos son para siempre, no importa en donde te encuentres o que estés haciendo con tus hijos, toma todas las fotografías y los vídeos que puedas, tal vez eso sea lo único que te quede en un futuro.
  4. El tiempo no se detiene, no lo pases trabajando; dedícale gran parte de el a tus hijos, juega con ellos, llévalos al parque, a acampar, a pasear en bicicleta, enséñalos a conducir. No esperes hasta el final cuando ya sea muy tarde.
  5. Anota en un diario todo lo que hagan tus hijos, las cosas buenas, las cosas malas, los triunfos, los fracasos, absolutamente todo, mi esposa y yo comenzamos un diario después de la muerte de Hughie para tener sus recuerdos guardados, lo mismo hacemos con sus hermanos para que cuando sean viejos puedan leer todo lo que vivieron en el pasado.
  6. El amor es infinito, no tiene límites, no importa cuanto lo demuestres siempre habrá más en tu corazón.
  7. El dinero no importa, no te fijes en cuanto te hacen gastar, ¡gasta tiempo en ellos! eso si es verdaderamente valioso, los pequeños momentos y detalles, a la larga terminan convirtiéndose en los más grandes. Yo ya no recuerdo cuanto o en qué gasté en mi hijo pero si en todo lo que juntos hicimos.
  8. Levantarte por las mañanas y ver a tus hijos es algo por lo cual debes sentirte afortunado, no desperdicies el tiempo, desayuna con ellos, llévalos al colegio, a los partidos de futbol, a ver una película. El tiempo no se detiene así que disfruta a tus hijos; el que vayan a la universidad, el que se casen y tengan sus propios hijos. Ese es el verdadero valor de la vida.
  9. Canten juntos. Aunque parezca algo muy simple muchos de los recuerdos se fabrican con la música, demasiados recuerdos que me vienen a la mente cuando escucho ciertas canciones, me hace acordarme de cuando viajábamos juntos en el auto y cantábamos nuestras canciones favoritas.
  10. Haz que cada momento que pases a su lado sea tan divertido como si fuera el último, no importa donde estén o que estén haciendo, la vida es muy corta como para no divertirse, ríe, corre, haz bromas, pasa los mejores momentos con tus hijos y así no te lamentarás cuando ya sea muy tarde.

 

Compartir 0

LO MÁS VISTO