Historias

¿Qué pasa con esa mujer negra?

Un hombre adinerado entró a un restaurante. Tan pronto como entró, notó una mujer negra, sentada en una esquina.
Él se acercó al mostrador, sacó su billetera y gritó, “Camarero” Voy a comprar bebidas para todos en este restarante, excepto para esa mujer negra que está allá”
El camarero recogió el dinero y comenzó a servir bebidas gratis para todos en el restaurante, excepto a la mujer negra. En lugar de molestarse, la mujer negra simplemente miró a el hombre y le dijo: “Gracias”.
Esto enfureció al hombre rico. Así que, nuevamente, sacó su billetera y dijo: “Camarero” Esta vez voy a comprar mas bebidas y comida adicional para todos en este restaurnte, excepto para la mujer sentada en la esquina de allá”. El camarero recogió el dinero del hombre y comenzó a servir comida y sodas gratis para todos en el restaurante, excepto a la mujer negra. Cuando el camarero terminó de servir la comida y las bebidas, la mujer negra, simplemente miró al hombre, sonrió y le dijo, “Gracias”, eso lo enfureció más. Así que se acercó al mostrador y le preguntó al camarero, ¿Qué pasa con esa mujer negra? He comprado comida y bebidas para todos en este restaurante, excepto para ella, y en vez de estar enojada sólo se sienta allí, me sonríe y me dice “Gracias. ¿Ella esta loca? El camarero le sonrió a el hombre rico y le dijo, “No, ella no está loca. Ella es la dueña de este establecimiento”.

“Así dice Jehová: El trabajo de Egipto, las mercaderías de Etiopía, y los sabeos, hombres de elevada estatura, se pasarán a ti y serán tuyos; irán en pos de ti, pasarán con grillos; te harán reverencia y te suplicarán diciendo: Ciertamente en ti está Dios, y no hay otro fuera de Dios.”
Isaías 45:14

Prepárate, porque este es un tiempo en el cual Dios quiere premiar tu amor, fe, obediencia, fidelidad y Servicio a El.
Grandes bendiciónes llegarán a tu vida en estos días.
Y vienen de la mano de personas que por mucho tiempo quisieron verte mal, pero lo que está gente de elevada estatura que te quiso ver mal no saben, es que Dios ya dio la orden en el cielo de que te bendigan y no te maldigan.
Como cuando Balac rey de los Moabítas contrato a Balaam para maldecir al pueblo de Israel en el desierto, y este no pudo hacerlo porque Dios le dio la orden de bendecirlos.
El desierto es la tierra de prueba, y en esta prueba que tu te encuentras hoy Dios ya ordenó que los que te querían perjudicar te bendigan.
Si lo puedes creer, deja tu amén comparte esta hermosa noticia con tu familia, amigos y contactos.
#Dale #Compartir
Y CREE EN EL SEÑOR #JESUCRISTO Y SERÁS SALVO!!!

Compartelo!

Compartir 0

LO MÁS VISTO