La primera noche contigo

Hacer el amor es una experiencia que nada tiene que ver con tener sexo, hacer el amor es entregar el alma además del cuerpo, hacer el amor, es entregar tu confianza y no solo entregarte al deseo, hacer el amor es magia, es locura, es por un instante subir al cielo.
Estábamos ahí, frente a frente, mis ojos fijos en ti, tu mirada tierna, tus grandes ojos negros recorriendo mi piel, yo temblaba, tú sereno. No es que tuvieras experiencia, ni yo que tuviera miedo, era este amor que nos derretía, que nos enloquecía.

Fuimos lentamente despojándonos de nuestros nervios, de nuestra ropa. Besaste suavemente cada parte de mi cuerpo, bese tus ojos, tu sonrisa, nos robamos el aliento.

Esa noche entre tus brazos, experimente la magia de mi piel contra tu piel, tu dulzura, tu ternura, que cuido cada detalle para hacerme sentir segura, para hacerme sentir mujer.

Me invitaste a conocer la perfección que existe cuando el amor y la pasión se fusionan, que cuando corazón y cuerpo se conjugan, evolucionan.

Esa noche comprobé que somos química perfecta, entre besos, caricias y mordidas me hiciste adicta a tu piel, me hiciste conocer mi cuerpo, despertaste mis sentidos, despertaste a la mujer de fuego que se escondía dentro de mí.

Esa fue la primera noche de muchas noches, nos regalamos incontables besos, confesamos entre las sabanas incontables sueños.

Pero es verdad que muchas veces lo bueno no es terno, que amores que no están destinados a ser amor eterno, y así, sin reconocer el paso del tiempo, el amor fue decayendo. Un día descubrimos que la pasión había muerto, sentí que el destino se equivocaba, me fallaba, pues pensé que serias tú el único dueño de mi piel, que serias mío, solo mío, ¡pero vamos que así es la vida!, y ahora tus besos le pertenecen a otra piel.

No me arrepiento de ti, ni lamento haberte dado mi amor y mi cuerpo, fuiste mi primer amor, mi primera vez, mi primer desencuentro.

Sé que pasaran los años, pero nunca borrare de mi mente, ese momento especial que nos regalamos, tus labios dulces, tus caricias, tus besos sabios.

Sé que me enamorare de nuevo, que compartiré con alguien más mis desvelos, pero guardaré por siempre y con recelo, nuestra primera noche juntos, la primera vez que toque el cielo.

Envianos tu historia: frasesdeamor20@gmail.com

Mas historias de amor

¿Te gustó esta historia? ¡Compártela!

Colabora

Reflexiones

Historias

Frases

Chistes

Gracias por compartir nuestras publicaciones

Tu comentario es importante Gracias ♥