Ocho años de matrimonio para luego decir: lo siento, no te merezco

Vivimos siete años de felicidad, sí había pleitos pero lo normal, él me decía que me amaba y yo a él, que nunca me fallaría  pero eran solo palabras porque no cumplió. Unas semana antes de que él me pidiera separarnos diario llegaba tarde, según él se iba a jugar baraja a la colonia donde vive su mamá.

Empecé a ver que mi esposo estaba algo raro, yo presentía que existía otra mujer, varias veces se lo pregunté pero como todos los hombres todos lo niegan , 12 de marzo de 2015, JM, así lo llamaré, me dice que era mejor una separación “definitiva”, que para que estar dañándonos más, yo lo amaba con todo mi ser, él era un dios para mí, en ese momento sentí morirme, que todo el mundo se me derrumbaba, yo no podía soportar mucho menos, creer lo que  me estaba diciendo, le supliqué, le lloré y le pedí que no nos dejara ni a su hija ni a mí pero estaba embobado con su amante en turno  no le importó lastimar a su hija, menos destrozarme el corazón a mí.

Me dijo es que lo siento, no te merezco, pero yo no entendía por qué me lo decía y le preguntaba que por qué pero él no más, no decía nada, le dije esperaste casi ocho años para decirme lo siento,  ya no te rogaré más, haz lo que tú decidas, ya me cansé de llorar. Entonces se fue a vivir a la casa de su mamá y andaba con una persona de la misma colonia que su mamá, él que había dicho definitiva no tardó una semana para regresar y pedir perdón, que quería estar con nosotras, falsos pero bueno.

Le creí, lo perdone y lo dejé que volviera a casa, dos o tres veces hizo lo mismo, se iba y regresaba pidiendo perdón, sé que yo fui una tonta por permitir que se burlara de mí pero cuando uno ama a esa persona profundamente no le importa.

Esto pasó en marzo, a finales de junio perdí mi trabajo, entonces hablé con él para que me apoyara porque ya no podría pagar una renta, llegamos a un acuerdo y me fui a vivir a la casa de su mamá en la planta alta. Él decidió vivir con nosotras, empezar una nueva vida, pasaron dos semanas y cambió nuevamente su comportamiento, entonces me di al a tarea de espiarlo y en efecto seguía viéndose con la fulana que vivía en la misma colonia, para eso esta fulana me había estado molestando a mi celular diciéndome que dejara en paz a mi JM, que él la quería a ella, también enviándome mensajes, pero en fin, era ella, yo no podía creer lo que mis ojos estaban viendo, era mi esposo que no había llegado a dormir la noche anterior saliendo de su casa despidiéndose tiernamente para partir a su trabajo, no aguantaba, mi coraje quería gritarle muchas cosas y a ella golpearla, a pesar de que yo lo había descubierto, él me negó que andaba con ella, pasó el tiempo y se fueron a vivir juntos  pero dicen que “en esta vida todo se paga”. JM que me había engañado ahora le era infiel con otra.

Yo me fui a vivir con mi mamá,  ya han pasado tres años de este  amargo dolor que nos  causó, ahora yo tengo una relación con un hombre maravilloso que de verdad me ama  y lo mejor de todo que mi hija lo quiere más que a su propio padre y él la quiere como su hija, yo soy completamente feliz mientras JM será infeliz toda su vida.

Sólo recuerden que Dios no nos castiga, nos tiene preparado algo mejor para nosotros.

Espero mi historia les agrade, y que a alguien le sirva para no cometer los mismos errores de esta persona porque, hombres, no solo piensen en ustedes, en su aventura, piensen en los hijos, en su mujer, que nosotras nos esmeramos para tener todo a la perfección y muchas veces les ayudamos a trabajar para salir adelante y no pasar carencia, valoren todo lo que nosotras las mujeres hacemos por ustedes y para vivir mejor.

Envianos tu historia: frasesdeamor20@gmail.com

Mas historias de amor

¿Te gustó esta historia? ¡Compártela!

Colabora

Reflexiones

Historias

Frases

Chistes

Confesiones

Virales

Test

Relatos

Gracias por compartir nuestras publicaciones

Tu comentario es importante Gracias ♥