Un fin de semana loco

No fue amor pero sí una historia divertida y llena de pasión y muchas risas. Yo estaba inmersa en una relación que hacía aguas por todas partes, no tenía ninguna ilusión por mi novio, ni veía futuro a aquello, ni tenía ganas de hacer nada con él… Estaba aburrida porque él no hacía nada conmigo, solo quería estar con sus amigos y pasaba mucho de mí, por lo que yo también empecé a pasar de él y hacer un poco mi vida con mi gente sin contar mucho con él. No hice bien pero es que no me salía hacer otra cosa, estaba rebotada como una niña pequeña y si él lo hacía pues yo más, pero es que estaba dolida con su actitud.

Un fin de semana de verano que yo estaba con mis amigas salimos por ahí y conocí a un chico. Era muy guapo, estaba muy bueno y era muy gracioso. Enseguida vino a por mí y me tiró los tejos, yo le dije que tenía novio pero en el fondo me hacía gracia el chico, porque me reía mucho con él y me gustaba que se interesara por mí, ya lo tenía olvidado!!!! Lo malo fue que esto fue un viernes, y luego lo vi el sábado y también lo vi el domingo!! Y ya me estaba volviendo medio loca porque cada vez que lo veía me gustaba más y me lo pasaba mejor con él, supongo que porque me estaba dedicando la atención que necesitaba por parte de mi novio que pasaba de mí totalmente, y él me decía piropos, estaba pendiente, bueno, que a todas nos gusta que nos mimen un poco, no??? Él me volvió a decir que quería algo conmigo pero tampoco insistió ni intentó nada, solo que mis amigas y sus amigos nos dejaban solos y era todo un poco raro, me sentía mal pero por otro lado me sentía de repente como viva, después de meses y meses de sentirme un mueble sin que mi novio me hiciese ni caso.

Me porté bien y no hice nada con este chico aunque cada día me gustaba más y pasó el fin de semana y yo no me lo quitaba de la cabeza, tenía ganas de volver a verle, es que me reía mucho con él. Fue la gota que colmó el vaso de mi relación porque cuando volví a quedar con mi novio exploté y me di cuenta de que no quería estar con él, no porque quisiera estar con el otro chico, tampoco era eso, sino que me di cuenta de que si me gustaba otro chico, me apetecía ver a otro chico, que me lo había pasado tan bien con otro chico, es que realmente no funcionaba nada bien mi relación con mi novio.

Le dije que necesitaba tiempo para pensar y que tenía dudas de si quería estar con él, le conté cómo me había hecho sentir de abandonada y de sola y de poca cosa y él se dio cuenta de que lo había hecho mal, pero ya era tarde…

Sabía que tenía que aclararme sola pero lo hice fatal todo y el fin de semana volví a quedar con el otro chico, creo que le habían dicho que estaba mal con mi novio y por eso esa noche me besó, yo le di un beso pero me aparté rápidamente porque realmente no es que lo hubiera dejado ya con el otro y me sentía super mal besándolo, aunque me apetecía y el tonteo entre nosotros ya era muy evidente, pero sabía que estaba haciendo las cosas fatal, aunque podía haberlo hecho peor pero bueno… ese fin de semana no pasó nada más que ese beso pero yo me sentía fatal y si ya me había dado cuenta de que algo raro pasaba si tenía ganas de ver a otro ya os podéis imaginar sintiendo que tenía ganas de besarlo!! Así que hablé con mi novio y un poco cobarde una vez más no fui capaz de decirle nada pero lo dejé con él, simplemente me había dado cuenta de que no quería estar con él y que me moría de ganas de besar al otro chico…

Y al fin de semana siguiente pasó lo que tenía que pasar, que ya nos moríamos de ganas los dos de que pasara, y pasamos todo el fin de semana juntos, sólo fue eso, un finde de sexo y de no pensar en nada más, me dejé llevar por la pasión y no quería saber nada de nadie, y eso que al final lo pasé mal con la ruptura porque aunque me sentía mal con él le quería y no fue fácil pero durante el tiempo que pasé con el otro chico no pensé en nada y fue un finde super divertido.

Ya nunca nos hemos vuelto a ver, mucho mejor así, porque tenía que pasar así y eso lo hace más divertido y especial. Ninguno de los dos nos gustábamos tanto como para tener algo más que ese finde divertido, ni siquiera para dos findes divertidos. Sacar espinita y ya. Y ahora que ya han pasado unos años de aquello sé que fue la mejor decisión que tomé, dejar a ese novio, que no me valoraba nada ni me tenía en cuenta, ahora sé que valgo mucho más que eso y aunque sé que no lo hice bien del todo no me arrepiento de nada.

Envianos tu historia: frasesdeamor20@gmail.com

Mas historias de amor

¿Te gustó esta historia? ¡Compártela!

Colabora

Reflexiones

Historias

Frases

Chistes

Confesiones

Virales

Test

Relatos

Gracias por compartir nuestras publicaciones

Tu comentario es importante Gracias ♥