Notas Curiosas

Hallada la casa en la que Jesucristo pasó sus años de infancia…

Jesús de Nazaret o Jesucristo es considerado por muchísimas personas en el mundo el hijo de Dios. Jesús es uno de los personajes históricos más famosos de la historia; muchos dudan acerca de si existió realmente, pero todo hace indicar que sí. Jesucristo es el protagonista de uno de los dos capítulos de la Biblia, el Nuevo Testamento, en el que se narran sus andanzas en el mundo de los vivos hasta que falleció finalmente en la cruz. Jesús fue un ser humano fascinante y habría sido un verdadero gusto conocerlo.

Desde que somos pequeños hemos aprendido en clase de religión que Jesús nació en el Portal de Belén en el primer año de nuestra era. Su madre fue la Virgen María y su padre en el mundo terrenal el carpintero José. La escena del Portal de Belén es representada en muchísimos países del mundo; a todos nos encanta ver el nacimiento de nuestro Señor. Sabemos que después de su nacimiento, la familia de Jesús se mudó a la ciudad de Nazaret; parece ser que se ha descubierto la casa donde pasó su infancia…

Jesucristo es conocido en todo el mundo como el hijo de Dios; algunas religiones lo consideran un simple profeta, pero para muchos es nuestro salvador. Jesús murió en la cruz en el año 33 de nuestra era; se dice que murió para salvar a toda la humanidad. Al tercer día de su fallecimiento, subió al cielo: ¡había resucitado! Debido a esto sus discípulos, es decir, los apóstoles, fueron predicando por todo el mundo la palabra de su tan amado maestro.

¿Qué es lo que más os impresionó de Jesús? A muchos su enorme bondad, su inteligencia y su capacidad de comprender los problemas de los demás. Pero lo que realmente da que hablar fueron los milagros que cometió; por nombrar algunos, convirtió el agua de las bodas de Caná en Vino, devolvió la vista a un ciego e incluso consiguió que Lázaro volviera a la vida. ¿Qué hay de su infancia? Puede ser que su casa nos ofrezca muchas respuestas a preguntas que todos tenemos…

Como ya sabemos, Jesús vivió su infancia en la ciudad israelí de Nazaret. Allí vivía felizmente con su familia: su madre María y su padre José. José se dedicaba a la carpintería, así lograba algo de dinero para mantener su familia. Durante sus años de niñez Jesús se distinguía por ser un niño bastante inteligente con una enorme capacidad de razonamiento, aparte de ser bastante maduro para su edad. Desarrolló una gran amistad con los niños de la zona y con su primo Juan Bautista.

Recientemente, unos arqueólogos fueron a Nazaret para hacer unas investigaciones relativas al origen de Jesucristo. En la actualidad las casas de hace 2000 años se encuentran bajo tierra o bastante mal conservadas, por lo que es muy difícil encontrar algo que de verdad sirva. Sin embargo, desde 1880 existía la sospecha que la cueva que se encontró bajo un convento era en realidad la vivienda de Jesús; todo pareció confirmarse en el año 2006…

Los arqueólogos que acudieron a la zona para nada tenían pensado encontrar un hallazgo de tal magnitud, así que fueron con mucho cuidado. Quedarían como unos idiotas si revelaban algo que luego resultaba ser mentira. Este grupo de investigadores estuvo liderado por Ken Dark, y publicó su enorme descubrimiento en la popular revista arqueológica “Biblical Arqueology Society”. El número de esa editorial fue el más vendido de la historia, y no es para menos, son los orígenes de Nuestro Señor…

Las cuatro páginas que conformaban el artículo no sólo describían los restos de la casa, sino que también intentaban proporcionar las evidencias exactas de que era realmente el lugar donde Jesús pasó sus primeros años de infancia. Al excavar la zona se reveló una especie de “casa-patio” del primer siglo de nuestra era, excavada en roca natural y edificada con muros de piedra. ¿Cómo sabemos que esa casa es la de Jesús y no otra? Existe alguna evidencia importante…

Por suerte, muchas de las características originales de la casa todavía están intactos, como varias puertas y ventanas. Además, se han encontrado restos de una inscripción en el patio de la casa, que dice ‘VII De Sanctis Locus’, lo que da pistas de que podría ser el hogar de Jesús en Nazaret. La inscripción anterior significa más o menos en castellano “Lugar Santo”, ¿qué otros lugares santos puede haber en Nazaret aparte de ese? Muy pocos, por lo que parece ser que el misterio ha sido resuelto.

Por desgracia, no se han encontrado más evidencias de que esta sea la casa de Jesús. ¿Os imagináis que se hubieran recuperado algunas vestimentas de la época o libros antiguos? De ser así, hubiéramos podido acceder al material genético que tuvieran, pudiendo determinar el origen de todo esto. Ahora que ya sabemos dónde está la casa de Jesús, solamente nos falta averiguar el emplazamiento del sepulcro, si lo conseguimos el misterio que envuelve a Jesús podría quedar al fin revelado…
¿Te ha gustado este artículo? Si es así y quieres leer más de este tipo, compártelo con tus amigos y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook.

Compartelo!

Compartir 0

LO MÁS VISTO