Reflexiones

5 verdades que se esconden detrás de un hombre soltero exigente

Las mujeres suelen tener un imaginario en su cabeza de lo que esperan de un hombre, lo imaginan “perfecto” tanto en físico como en personalidad. Y no está mal, pero así como ellas, los varones también esperan que sus futuras parejas estén a la altura de lo que desean.

Muchas veces los hombres tienen estándares tan o más altos como las mujeres, es por eso que muchas veces prefieren permanecer solteros hasta conocer a la persona indicada, claro está en este tiempo salen con chicas, pero si ninguna de ellas llega a gustarles realmente, no llega a pasar nada serio.

Un hombre soltero, como cualquier persona, tiene una vida social activa, sale a diferentes reuniones y tiene muchas citas, pero ninguna se concretra en una relación porque simplemente no llena sus expectativas.

Son seres detallistas.

Son personas que se fijan hasta en el más mínimo detalle, son meticulosos y no están dispuestos a bajar sus estánderes, para ellos las cosas pequeñas son las que cuentan más, tanto en físico como en personalidad es por eso que no les es tan fácil conseguir a alguien.

Soltero no: single.

Para estas personas, la soltería no es una condición ni una etapa, es mucho más que eso: es un estilo de vida. Es el hecho de poder hacer lo que quieran y cuando quieran. Ir al gimnasio, salir de fiesta, dedicarse al trabajo a tiempo completo sin dar explicaciones a nadie ni mucho menos tener que soportar sermones. Son seres libres e indomables.

Son muy creyentes.

No pierden la esperanza de encontrar a la persona de sus sueños: culta, inteligente, con sentido del humor (irónica y sarcástica, no payasa), cariñosa, atenta pero al mismo tiempo libre e independiente, fiel, pícara (pero no en exceso), con grandes ambiciones en la vida, aventurera pero responsable, que tenga un buen trabajo, y obviamente que sea atractiva.

Tienen miedo.

La mayoría de ellos han salido lastimados de relaciones anteriores por lo que muchas veces les cuesta volver a confiar o entablar una relación, porque tienen miedo de volver a sufrir como en el pasado o de regresar a la misma historia.

Son únicos.

No se conforman; no hacen lo que deben sino lo que quieren… Mientras algunos creen que la llama de la pasión sólo dura tres años, ellos creen en el amor para siempre, por eso, se niegan a vivir una relación sin pasión. Le dan al amor el valor que realmente se merece, por eso son únicos: una rara especie en peligro de extinción.

Gracias por llegar hasta aquí. ¡Que Dios nos bendiga! ¡Compartelo!

Compartelo!

Compartir 0

LO MÁS VISTO