Video Recomendado

Cómo volver al ruedo luego de una larga relación amorosa

Terminar una larga relación amorosa puede ser algo aterrador en muchos sentidos. Es un proceso que no se trata solamente del duelo emocional y el corazón partido, también implica enfrentarnos a una cantidad de dificultades en la vida práctica y social de las que nos habíamos desentendido gracias a la comodidad de tener una pareja estable.

Sabemos que uno de los mayores retos para quienes atraviesan este momento es retornar al coqueteo y al riesgoso mundo de la seducción y el encanto a primera vista. Por eso escribimos este artículo con pautas para que te adaptes de nuevo a la soltería y no sufras de un ataque de taquicardia cuando veas a tu próximo prospecto en la barra de un bar.

-Conquistar es como montar en bici... nunca se olvida. Tal vez sientas que perdiste tus habilidades para acercarte a un desconocido e iniciar una conversación, o que tus tácticas de coqueteo están oxidadas y desactualizadas ¡nada de eso! Lo primero que debes hacer es confiar en tus instintos y tu lenguaje corporal. Si alguien te gusta, deja que tu memoria a largo plazo trabaje y traiga al presente todos esos trucos que eran infalibles en tus viejas épocas. Seguramente resurgirá el alma secreta con la que enamoraste no sólo a tu antigua pareja, sino a muchas más antes que ella.
-No a los clichés. Si en realidad sientes que perdiste o nunca tuviste habilidades innatas de seducción, solo sé tú mismo. No intentes transformarte en un Don Juan improvisado que de la noche a la mañana derrite a las mujeres entre sus brazos, o, si eres mujer, no uses de repente atrevidos escotes y maquillaje matador; si no eres así, no intentes forzarlo. En varias ocasiones es mucho más atractiva una mirada tímida o una conversación inteligente, que una frase de cajón. Saca lo mejor de ti, si eres divertido, habla y ríe con desparpajo; si eres retrayente, usa el poder de tu mirada y el misterio de tus movimientos para crear una fuerza gravitacional irresistible; si eres espontáneo y natural, deja fluir tus movimientos... seguro que llegará a ti quien verdaderamente sepa interpretar tu belleza, personalidad y carácter.
-Desempolva tu agenda. Si toda tu vida social giraba en torno a él o ella y ahora ni siquiera recuerdas con qué amigos solías salir a divertirte o qué tipo de planes buscabas antes de estar con tu ex pareja, debes desempolvar tu vieja agenda de contactos. Aprovecha herramientas como las redes sociales para re-establecer contacto con viejas amistades. Así ampliarás tu espectro social y poco a poco, gracias a tus viejos contactos, conocerás a nuevas personas.
-Usa todo lo que aprendiste en tu anterior relación. Tal vez ahora mismo no quieres saber nada de tu ex y sientes que mucho de tu relación no sirvió para nada. Pues no puedes estar más equivocado. Cada día que pasaste con tu anterior pareja, creciste y aprendiste de estar con alguien más. No todo el mundo tiene como tú la sabiduría que se adquiere después de convivir con otra persona y sobrellevar mucho tiempo una larga relación. Ahora tal vez sabes más que tus amigos sobre hombres, mujeres, peleas, orgullo, paciencia y suegros (solo por mencionar algunos aspectos). Usa todo ese conocimiento cuando vayas a re-establecer vínculos nuevos. Incluso si no estás buscando una relación estable y duradera, todo lo que sabes te será de gran utilidad.
-Reinvéntate. ¿Cuántas veces durante tú pasada relación quisiste cambiar tus hábitos y rutinas y no lo hiciste porque era un problema con tu ex pareja?, ¿cuántas veces te sentiste cansado o atrapado? Usa esta coyuntura para hacer todo eso que alguna vez quisiste y dejaste de hacer, reinvéntate. Comienza con pie derecho esta nueva etapa de tu vida, renueva tu look, tu armario, tu dieta, tu agenda de amigos, la decoración de tu casa... Verás cómo estos cambios atraen nuevos escenarios a tu vida y con ellos, nuevas personas. Esa energía de renovación es tremendamente atractiva; habrá quien quiera subirse al remolino de cambios que estás generando.
-Mira hacia atrás para tomar impulso. Vuelve tu mirada al pasado, pero a un pasado anterior a tu relación. Recuerda cómo eras, qué te gustaba, qué proyectos tenías. Seguro que has cambiado, pero es posible que en el archivo de viejas memorias halles buen material para el futuro. Allí encontrarás no solo todas las cosas que te hacían encantador a la hora de coquetear, sino también estilos de vestir o peinados con los que sabes que te veías irresistible, ¡sácalos del fondo del armario!
-Todos somos vulnerables. Cuando sientas miedo a acercarte a alguien o algo de timidez antes de crear un vínculo íntimo con una nueva persona, recuerda que él también es vulnerable. Tal vez no acaba de romper con su pareja de años, pero seguro le han roto el corazón, tiene inseguridades y temores como tú. No sientas que eres el único que se arriesga o que eres más susceptible que otras personas solo por el momento que estás atravesando.

Like y Comparte:

¿Te gustó esta publicación? ¡Compártela!

Donaciones

Frases

Reflexiones

Chistes

Historias

Confesiones

Virales

Videos

¿Te gustó esta publicación? ¡Comentanos!

Tu comentario es importante Gracias ♥