Reflexiones

Si un hombre no te llama, es porque no quiere llamarte.

Sharing is caring!

Así funciona… Si un hombre no te llama, es porque no quiere llamarte. Si un hombre no te busca, es porque no le interesa buscarte. Si un hombre no es romántico y atento contigo, es porque no le importas lo suficiente.
Si una mujer no responde a tus mensajes, es porque no quiere hablar contigo. Si una mujer pone excusas a tus invitaciones para salir, es porque no quiere salir contigo. Si una mujer no te coquetea, es porque no le interesas lo suficiente.
Todos tenemos la costumbre de justificar las acciones de otros. “Está asustado/a, confuso/a, desilusionado/a”. ¡No! “Es que tiene un trauma por su última relación”. “Es que le tiene miedo al compromiso”. ¡No! Cuando un hombre o mujer está interesado en ti te lo hará saber por sus acciones. No hay tal miedo al compromiso, nos comprometemos todos los días. Nos comprometemos con las amistades, los deseos de perder de peso, los amigos y el trabajo. No hay tal trauma de relaciones pasadas. Siempre hay espacio para volver a sentir, para volver a querer. Y de existir alguien con tales traumas -todo es posible-, si hay un interés se superan y trabajan en ellos.
No hay trucos, ni formulas para el amor. No justifiques lo injustificable. Cuando se quiere todo lo que cabe es querer.