Paz y Tormenta

Si alguien llega hasta ustedes con un regalo y ustedes no lo aceptan ¿A quién pertenece el regalo?

Lo mismo sucede para la envidia, la rabia y los insultos; cuando no los aceptas continúan perteneciendo a quien los lleva consigo.

Depende de ti: No permitas que la gente te lleve a su tormenta. Mejor atráela hacia tu paz.

¿Te gustó la publicacion? ¡Compártela!

Colabora

Más Tests

Compartan amigos/as para seguir creciendo

Tu comentario es importante Gracias ♥