Confesiones

Te soy sincera

Compartelo!

Te soy sincera… soy de las personas con extraños fetiches, de las que puedes ver normal pero al fondo tiene gustos extraños, una persona que no le gusta combinar colores en su ropa, o que cree en la buena suerte, fetiches extraños como ponerse una media y luego el zapato y luego la otra media… o mirarse al espejo todas las noches, a veces me gusta comer azúcar, siento que es de buena suerte, o todos los días debo tener algo rosado para las Buenas energías, incluso No salgo de mi cada sin antes darle 3 golpecitos a la puerta… soy de gustos comunes, como la música, la ropa, la comida, pero soy de gustos fantásticos, el universo, las sirenas, los extraterrestres…
Soy como cualquier otra, con estrías, marcas de nacimiento, imperfecciones, grasa, cicatrices, y soy como pocas, que me veo al espejo en realidad sintiéndome linda sin que nadie me lo pida.
Esta soy yo, amante de la moda y que sueña con ser modelo, que sabe que es intelectual pero no pretende demostrarlo, ¡Si! Me gustan las motos, el color negro, los tenis, la música extraña. Y ¡Si! Me gusta el rosado, los tacones, faldas, maquillaje. Y eso no me hace estereotipo de la sociedad, eso me hace lo que soy, Paula.
Inestable emocionalmente, que un día puede sentirse en el cielo, y al otro día puede estar decayendo en su propio infierno, infierno de pasado, lamentos, decepciones, tristezas, pasado de felicidad, amor, relaciones, aventuras. Que no le gusta ser lamentable, que no demuestra fácilmente, tímida, malgeniada, y a veces estresante, detallista, amorosa, y capaz de entregar su 200%. Que aveces se aleja de sus metas por querer complacer a otros, que busca aceptación ante los más cercanos, que no le gusta la atención, DETESTO terriblemente ser el centro de atención, que todos miren a un punto fijo, me siento mejor siendo la marginada alejada, la que tiene 2 o 3 amigos pero que con estos la pasa excelente. Que muestra querer, muestra su cariño, muestra su dolor y a veces por eso las personas se aprovechan.
Te presento a tu novia, bajita, morena, tierna y tímida. Alegre y entusiasta, que por mas problemas que tenga ella, siempre hará lo posible por mirarte sonreír a ti. Ella tiene su otro mundo, fuera del que ustedes dos conocen… Su otro lado, su otro pensamiento, ese mismo que no confunde con las personas que quiere, como tú.
Porque es que eres tú, el motivo de su felicidad el causante de su alegría. Eres tu él cambio de esa nube gris, eres tú el que le dio las alas a una avecita con sus alas rotas, eres tú el fuego que enciende la estrella para que puede arrancar, eres tú la luz de su estrella.
El causante de su brillo en la cuenca de sus ojos, el causante de esa mejilla con huequitos donde se asoma la sonrisa de tu nombre, eres tú, el arte que le hace falta a su vida. El teatro de tonterías y dramas, que la mantienen entretenida lejana de sus tormentos.
El que con una caricia, muestra como recorren brotes de flores por todo su cuerpo, como lo que antes era vergüenza, hoy se convierte en amor puro.
Una sola persona, tu, el cambiante de su personalidad, de su pensamiento, de sus días. De esos mismos días que antes eran tormento y llanto.
Y ¿sabes? Has hecho tan bien tu trabajo que ella entendió, entendió que por fin No necesita a nadie para estar completa, porque ella misma se refleja en su espejo que antes era mediocridad y hoy es pura y santa belleza, que aunque este sola, estará feliz. Claro y siempre contigo su felicidad estará a un 100%. Pero ella se quiere, se ama. Todo gracias al cambio de vida que le brindaste, todo gracias al amor y comprensión que le diste. Todo gracias a salir de la monotonía, de que no sean sus días de dormir y esquivar problemas, si no que sean más que eso, risas, lagrimas, abrazos, besos, pasión, VIVIR.
Exactamente, a eso quería llegar, eres ese cazador que en ves de matar a su presa, le enseñó a vivir, lo acogió en sus brazos le enseñó lo bonito de la vida. Que con tanto poder de hacerle daño, no lo hizo. Prefirió cambiar la historia; su historia.
Y como desde una pequeña percepción sobre mi he llegado a Hablar de ti?
Porque lo que soy ahora no hubiera sido posible si no hubieras llegado a mi vida, GRACIAS por enseñarme a vivir cada momento de la vida. Que la vida no se basa, en seriedad, ser mojigata, lamentarse por el pasado, ¡no! La vida es reír sentir amar…
Y eres tu él que me ha enseñado paso a paso este avance en mí… Que todo lo que soy te lo entrego a ti, con mi desnudez moral, entra y revísame, mis gustos mis amores mi pasado, todo te lo demuestro a ti. Todo lo sabrás tú, porque lo que soy es lo que quiero que ames.
Desde su primera mirada fija, sentí derretir mis órganos, fuego intenso que aceleraba mis pálpitos, sangre hirviendo, neuronas interconectadas… Su roce, el de su mano con la mía, la chispa, como la que prende un motor, el motor de nuestra vida.
Y que me dice usted señor, de nuestro primer beso, disculpe si suena muy formal, pero aprecio tanto este recuerdo
Paula Lozano
que lo trato con el respeto que se merece, con el amor que me da… Ese beso, ese encuentro… Esa tarde en que nuestros cuerpos conectaron por primera vez, esas sorpresas, esas comidas, esas anécdotas, esos secretos.
En este momento somos un 70% de lo que conocemos el uno del otro, pero con ese pedacito que me falta sé que no cambiará mi decisión de pasar toda mi vida con usted. De formarnos y ser más de lo que somos cada día, de ese vestido blanco del altar, de esos motores, de esos pasaportes de viaje, todo lo que con anhelo se hará algún día, realidad…
Culminó mis ideas declarando le que no se sale de mi mente, que no halló el valor de decirle que no podría imaginarme sin usted, distante de ese cuerpo que quiero tanto…
Me declaro culpable, de esta relación, de que me perdí, si me perdí… Y no me perdí en sentido figurativo de como quien cae por un barranco, me perdí como alguien que en desespero de salir de la monotonía camina por un bosque, me perdí en ese bosque de sus ideas, de sus sentimientos… Me perdí en su mirada que no son sólo dos luces marrones, son cuenca honda y profunda como llave a su alma…
Me declaro culpable de haberle huido al amor y de por fin ser flecha da sin buscarlo, me declaro culpable de estar enamorada, de estar jodida mente derretida de amor por el hombre que me lleva al cielo y me rescata de mis recuerdos.
Es ese usted el dueño de mi corazón, la sangre que me hace palpitar, es usted como un buen café en la mañana, o el olor a tierra mojada, o como huele un libro nuevo, ese éxtasis al que yo le llamo problemas y con usted le llamo VIDA.

-Colaboración de nuestra amiga Paula Lozano.

Compartelo!

 

LO MÁS VISTO

A %d blogueros les gusta esto: