Historias

Al fin y al cabo, unas por otras.

Compartelo!

Nací en Cali, Colombia, el 6 de noviembre de 1996. Al cumplir los 4 años me mudé a España con mi familia. He vuelto a Cali 2 veces, la última fue hace 11 años.
A pesar de que he desarrollado la mayor parte de mi vida aquí, siento la necesidad de volver. Hablo de necesidad porque considero que Colombia es una parte de mi que a duras penas conozco.
Quiero volver, tengo que volver.
Soy consciente de que tanto el sitio en el que vivo ahora y aquél en el que viví allí en Cali constituyen dos lugares completamente distintos. No obstante, adoro los dos. Y es que creo que no hay nada comparable al ir tienda de la esquina en pijama para comprar unos buenos buñuelos o pandebonos por la mañana. Recuerdo pasar las tardes montando una bicicleta vieja por toda la cuadra, jugar al “ponchado” o a las canicas con otros niños cerca de la entrada de mi casa y oír a mi abuela gritar desde su ventana que ya era tarde, que subiese a casa. Nostalgia y felicidad invaden mis recuerdos. También tristeza al vivir alejada de mis seres queridos y, sobretodo, de mis abuelos. Es muy difícil mantener relación cuando estás a quién sabe cuántos kilómetros. España me robó a mis abuelos, me robó esa relación abuelo-nieto que le consiente todo, me robó un apoyo cuando los demás te dan la espalda, me robó hombros en los que llorar cuando se tienen malos días o el corazón roto, me robó besos y abrazos. España me brindó la oportunidad de estudiar lo que quiero, de hacer amistades verdaderas, de hacer recuerdos inolvidables.
Al fin y al cabo, unas por otras.

Compartelo!

 

LO MÁS VISTO

A %d blogueros les gusta esto: