Historias

El emotivo relato del padre biológico

Compartelo!

La lucha de Leonardo Fornerón por su paternidad llegó hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que en 2012 sentenció que el Estado argentino había violado los derechos esenciales de padre e hija a convivir en familia, además de negar el derecho a la identidad, y obligó a garantizar un proceso que culmine en la revinculación entre padre e hija.

En 2011, cuando tuvo que declarar en una audiencia de la CIDH, Fornerón se quebró y no pudo aguantar las lágrimas cuando recordó que le ofrecieron dinero para que dejara de intentar recuperar a su hija, y que el juez que firmó la guarda para adopción de la menor le dijo que lo hacía porque “él era pobre y el matrimonio que la tenía estaba en una mejor posición económica”.

“Me dice [el padre adoptivo] que le pidiera lo que quisiera con tal de que le dejara a la niña. Le dije que no, que quería cuidar a mi hija, que la quería conmigo y con mi familia”, dijo Fornerón, en la audiencia de la CIDH.

El padre biológico rompió en llanto cuando recordó que pintaron una habitación para recibir a su hija y otros recuerdos.

“Hice el pedido para la restitución de mi hija. A lo cual el juez me contesta que iba a ordenar un informe a una psicóloga para que haga una evaluación de los daños que podía sufrir mi hija. Nunca fui entrevistado por la perito. Mi hija tampoco. A raíz de ese peritaje, decide otorgar la guarda a la familia que tenía a mi hija. En el fallo de primera instancia el juez [por Raúl del Valle] dice que no me entregan a mi hija por ser pobre, y que el matrimonio estaba en mejores condiciones económicas”, dijo entre lágrimas.

Compartelo!

 

LO MÁS VISTO

A %d blogueros les gusta esto: