Reflexiones

EL EMPLEADO ENFERMO

Compartelo!

Un empleado llamó a su jefe y le dijo:
– Jefe, yo estoy enfermo. Hoy no voy a trabajar. 
Me duele la cabeza, me duele la panza y hasta las piernas.

El Jefe le responde:
– Realmente hoy te necesito en el trabajo. Cuando me siento así de mal, le pido a mi esposa que tengamos sexo. 

El jefe continuo diciendo: Eso me hace sentir mucho mejor y puedo ir a trabajar. Deberías probar, te hará muy bien.

Dos horas después, el empleado vuelve a llamar a su Jefe y le dice:

– ¡Jefe, no sé qué decir! 
Gracias por el consejo, ya me siento mucho mejor! – Enseguida voy a ir a trabajar.

Después agregó: Jefe, lo felicito mucho, es usted una persona muy bendecida.

Tiene una casa muy linda, un cuarto bastante grande, y sobre todo una hermosa esposa muy buena y cariñosa.

MORALEJA: La comunicación debe ser clara. Seamos explícitos cuando hablamos con nuestros colaboradores y amigos, especialmente si estamos casados con una persona que nos puede poner los cuernos.

Compartelo!

 

LO MÁS VISTO

A %d blogueros les gusta esto: