Reflexiones

Ella dona un riñón a un total desconocido, pero él hizo algo cambió sus vidas para siempre. Nunca lo imaginaría !!!

Compartelo!

No se trata de un guión de Hollywood, pero se trata de una historia poco común debido a la situación en la que se conocieron estos jóvenes de Kentucky. Una mañana mientras sintonizaba una emisora radial, Ashley escuchó la historia del joven Danny Robinson, enfermo de nefropatía, una enfermedad inflamatoria renal grave. Además del fallo renal que sufría desde 2012, también perdió a su padre debido a un cáncer cerebral.

Danny se dedicaba a trabajar como electricista en un complejo de la ciudad de Louisville, Kentucky. Su vida era muy difícil ya que tenía que someterse a diálisis tres veces a la semana por espacio de cuatro horas. Los familiares cercanos se realizaron pruebas para validar si podían ser compatibles para donar, pero ninguno resultó.

Luego de Ashley escuchar esta conmovedora historia, se puso en contacto con el programa radial para contactar a la madre de Danny y realizar las pruebas de compatibilidad ya que tenían el mismo tipo de sangre. Al día siguiente, Ashley cumplía años y pensó que era una buena forma de celebrarlo, haciendo feliz a una persona.

Desde hace un buen tiempo Ashley había decidido poner sus órganos a disposición cuando muriera, pero no pensó que iniciaría esto en vida. Ashley no quería hacer contacto directo con la familia de Danny hasta que las pruebas indicaran que era compatible y hábil para efectuar la donación.

Después de completadas las pruebas, los médicos aprobaron el trasplante. La madre de Danny estaba muy agradecida y decía que Ashley era el ángel de la familia. Las familias se reunieron meses antes de la operación y la noche antes de la misma, ese día Danny le regaló un joyero a Ashley con una inscripción que decía: Ashley, eres un ángel.

Después de la operación, la cual fue exitosa, los jóvenes sintieron una conexión más profunda. Después de un tiempo Danny pidió a Ashley que fuera su pareja, ella sin dudarlo aceptó. Desde entonces han sido inseparables y Danny le propuso matrimonio meses después. Hoy están casados y esperando el nacimiento de una niña.

Danny continuará tomando medicamentos para mantener todo controlado, pero el riñón de Ashley lo mantendrá fuera de peligro unos 20 años.

Compartelo!

 

LO MÁS VISTO

A %d blogueros les gusta esto: