Relatos

Nunca me correspondió

Compartelo!

Yo siempre toda mi vida fui una persona muy reservada, de no mostrar sus sentimientos.

Tenía doce años, y con mi madre y mi hermana tuvimos que viajar a Buenos Aires por vacaciones de invierno, yo me senté con mi madre y mi hermana (mayor) se sentó delante nuestro, con un chico en ese entonces desconocido de 14 años. Mi hermana entabló fácilmente relación con él y empezaron a hablar, y yo recuerdo perfectamente las manos del chico que iba a delante mío que las tenía sujetas con la cabecera del asiento y yo admiraba sus pulseras, tenía montones de esas y me encantaban.

Después de ocho horas de viaje decidí meterme en las conversaciones y nos hicimos amigos.

Cuando llegamos al destino nos despedimos, con la idea de nunca más vernos. Pasaron dos semanas y teníamos que volver a nuestra ciudad, cuando nos subimos vimos que viajábamos con el mismo chico, y nos sorprendimos y empezamos a reírnos, viajamos igual que antes mi hermana y él delante y mi madre y yo atrás. Yo siempre pensé que eso fue obra del destino.

Pero ese viaje fue diferente… los dos estábamos del lado de la ventanilla, entonces por la noche cuando los vidrios se empañaban nosotros nos dibujábamos cosas y reíamos juntos, en un momento por el costado del asiento el me muestra su mano, entonces empezamos a pegarnos en las manos como forma de juego, y en un momento él frena mi mano y me la sujeta con fuerza para que no siga jugando, cuando sintió que afloje mis dedos, él me agarro de la mano y me la empezó a acariciar, yo no sabía qué hacer, era una niña y nunca me había pasado algo igual, pero me hizo sentir cositas en la panza. Entonces dejé que siguiera, después de un rato con mi mano en la suya, empecé a acariciarle el cabello, hasta que se durmió con su mano en la mía.

Cuando llegamos a nuestra ciudad nos despedimos de nuevo.

Yo quería volver a encontrarlo pero no sabía cómo, y un día mi hermana me cuenta que ella tenía su e-mail, me lo pasó, y a partir de ahí empezamos a hablar siempre por chat, era maravilloso, pasábamos horas horas y más horas hablando. Tenía como cosquilleos en la panza cuando lo veía conectado y me ponía feliz, él me hacía feliz. Luego empezamos a hacer video llamadas que también duraban horas, y por ultimo las llamadas por celular, yo me acababa todo mi dinero para poder hablar con él.

Pasaron dos años que estuvimos así, y yo siempre me decía que él iba a hacer mi primer amor…

Pero un día estaba raro, no me contestaba en el chat, me atendía el teléfono pero me decía "chau" y me cortaba….empezó a esquivarme mucho, pero igual a veces teníamos nuestros días de hablar mucho. Una vez me contó que no tenía más celular porque se lo habían robado, entonces a partir de ahí no lo pude llamar más, y a los dos meses le cortaron Internet. Ese día comprendí que no iba a tener más comunicación con él, y así fue….

Todas la noches pensaba en él, miraba sus fotos que tenía guardadas, sufrí mucho por él, porque me trataba mal en el último tiempo, no me quería hablar, y se había cansado de mí, pero tenía que seguir no me podía estancar la vida ahí.

Un año y medio casi dos, el volvió a conectarse, yo pensé que me había olvidado de él, pero cuando vi que estaba conectado se me revolvió la panza de la emoción, igual no le hablé por miedo al rechazo, él me había tratado muy mal las últimas veces que hablamos, era cortante o me esquivaba, o directamente me dejaba hablando sola.

Unos días después él me habló por el chat, yo quedé aturdida, no lo creía, pero igual no sentía esa sensación de amor que le tenía antes, así que nos hicimos muy buenos amigos, hasta que él empezó a decirme que me había puesto bonita, que había crecido, etc… Entonces como tonta caí de nuevo en sus pies, me volví loca por él, era algo que no lo podía controlar, y lo peor era que él era consciente de eso.

Yo en ese tiempo tuve un inconveniente con mi mejor amiga, nos peleamos por unos problemas… resulta que después de unos meses, veo en la red social que ellos dos se pusieron de novios.

Nunca en mi vida lloré tanto, sentía un dolor en el pecho muy fuerte, no podía parar de llorar, fue horrible, la peor sensación de todas, no podía hablar con nadie, me sentí devastada, y lo que más me dolía era que ella sabía perfectamente que ese chico me tuvo loca como tres años y que a mí nunca se me hizo fácil hablar con chicos o que me gusten chicos porque era muy reservada, y que él era muy especial para mí; y porque él sabía perfectamente quién era ella en mi vida.

Pasó el tiempo y me hice más fuerte, ella no está más con él, y la perdoné, porque la quiero demasiado como perderla por un chico, y con él me seguía hablando y me seguía gustando, hasta le hice una carta declarándole todo lo que yo sentía y pensaba de él, hasta le dije que fue el primer chico que fue el que me hizo sentir amor por alguien.

Lo más triste es que él nunca leyó la carta porque supuestamente era muy larga (un Word de cuatro hojas) jamás la leyó. Ahí me di cuenta que el chico no lo valía, pero aunque es difícil de admitirlo lo sigo queriendo y mucho…. pero decidí no hablarle más… aunque me cueste mucho y piense mucho en él…

Me pongo a pensar y no puedo creer que a otros chicos no les di oportunidad porque estaba enamorada del otro, cuando éste nunca me correspondió y lo único que hacía era tratarme mal….

Envianos tu relato de amor

Mas relatos de amor

Comparte en tu muro para seguir creciendo gracias

Compartelo!

 

LO MÁS VISTO

A %d blogueros les gusta esto: