Salud

10 tips de alimentación para rendir bien en los exámenes

Compartelo!

1.- Las preparaciones con frutas y verduras que aportan altas cantidades de proteínas, energizan a la persona y previenen la fatiga. Al contrario, debes evitar o disminuir el consumo de grasas y azúcar horas antes del examen. Además de dormir las 8 horas diarias, lo aconsejable es comer cada 3 o 4 horas.

2.- La avena, el germen de trigo y todo tipo de cereales integrales, además del salmón, atún, huevo, arándanos, piña, plátano, nueces y almendras, ayudan a elevar la concentración.

3.- Evitar las bebidas alcohólicas los días previos o durante un periodo de exámenes, porque estas provocan cansancio y dolores de cabeza que solo pueden perjudicar el rendimiento intelectual.

4.- Elimina los mariscos, pescados crudos y el sushi, porque de lo contrario te arriesgas a sufrir problemas gastrointestinales.

5.- Puedes comer un pedazo de chocolate antes del examen, porque los flavonoides que contiene estimulan la concentración, ya que aumenta el flujo de la sangre al cerebro. Te conviene que el chocolate sea un trozo pequeño, con un alto porcentaje de cacao, bajo en grasas y azúcar.

6.- Olvídate de la comida rápida por lo menos el día previo a la evaluación, porque estos alimentos altamente calóricos provocan alteraciones en el sueño, malestar gastrointestinal y terminarán afectando tu concentración y rendimiento.

7.- El consumo de té y café debe ser moderado, porque puede elevar tu ansiedad y podría irritarte el estómago. Mejor es optar por las infusiones como tilo, boldo, valeriana, manzanilla y poleo, ya que tienen un efecto tranquilizante.

8.- Un mínimo de 1,5 litros diarios de agua, entre infusiones y jugos libres de azúcares, contribuyen a la hidratación y mejora la concentración.

9.- Un desayuno que contenga una porción de cereal integral (pan, avena o cereales), una ración de carnes bajas en grasas (huevo, pollo o jamón de pavo), un lácteo (leche, yogurt, queso o quesillo) y una fruta natural, evita el cansancio y la fatiga.

10.- Los almuerzos deben ser livianos, que incluyan una porción de proteínas, 3/4 a 1 taza de arroz, fideos, quinua de preferencia integral, y un plato de verduras de distintos colores, pero evitando las más flatulentas como el brócoli, repollo, coliflor, legumbres, cebolla y coles de bruselas.

Que te ha parecido este articulo? Por favor te pedimos que lo compartas!

Mas notas

Comparte en tu muro es una forma de agradecer nuestro trabajo.

Compartelo!

 

LO MÁS VISTO